Saltar al contenido

Estudio de Mercado

1) Tener un claro conocimiento sobre el estado actual del mercado

Ya sea porque quieras comenzar un nuevo negocio, vender un nuevo producto o ofrecer un servicio que crees que será novedoso, es muy importante que tengas un conocimiento claro de cómo se encuentra actualmente el sector profesional en el que te desenvuelves.

Es la mejor manera que existe para tener conocimientos precisos de cómo se encuentra la situación actual y de hecho es una de las más directas.

Este estudio te ayudará a precisar toda la información que requieres para saber cómo actuar en determinadas situaciones o cómo llevar a cabo tus planes, ya que tienes una visión más clara de tu sector profesional.

2) Tener una idea clara de cuál es nuestra competencia

Cuando entramos al mercado, siempre tendremos competencia, y es que prácticamente sin importar el sector profesional, ésta siempre estará presente.

Por ello, realizar este análisis es una de las formas de conocer a la competencia y determinar de qué maneras podemos competir o que podemos incluir para que nuestro producto o servicio tenga algo que lo diferencie del resto.

La frase “conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo, y saldrás triunfador en mil batallas” del filósofo Sun Tzu, creador del Arte de la guerra es una gran forma de verlo.

3) Planificar estrategias adecuadas que te puedan servir dentro del mercado actual

Debes conocer la situación actual del mercado, es decir, los precios promedios, la oferta y la demanda que existe, el público objetivo y tus competidores, entre otros factores.

Toda esta información que has acumulado te va a ayudar al momento de planificar tus estrategias, ya sean las de marketing o de venta, de hecho, el éxito de las mismas va a depender en gran medida de lo bien que hayas realizado tu estudio.

estudio de mercado

4) Detectar posibles problemas que puedan surgir

Dicen que el pasado se repite, y que es muy probable que eventos que hayan sucedido en el pasado vuelvan a ocurrir, por ende, algunas situaciones ya vividas en el mercado antes con otros productos, pueden llegar a suceder en nuestro caso, aunque obviamente no exactamente igual.

En todo caso, realizar dicha investigación puede ayudarte a prevenir muchos problemas que puedan surgir y que afecten a tu marca o negocio.

Además, también puedes preparar o planear medidas que te ayuden a contrarrestar los efectos negativos de los problemas que puedan llegar a surgir.

5) Saber si existe una demanda para tu oferta

¿Qué pasaría si de repente introduces tu producto en el mercado, pero no existe una demanda para tu oferta?

Obviamente sería catastrófico, porque lo más probable es que termines descapitalizándote si tus ingresos no superan tus costes, al no haber ventas.

Básicamente, no importa lo barato que sea el coste de producción de tu producto, pues si no hay quien lo compre, estarás perdiendo dinero.

Es en este punto, en el que la investigación de mercado entra en juego, pues con un buen análisis puedes constatar si hay gente que vaya a comprar tu producto o servicio.

Puede parecer una tontería, y habrá quién opte por lanzar el producto al mercado sin un estudio previo de éste, pero ¿por qué no asegurarte antes?

Invertir un poco más de tiempo y dinero muchas veces puede salvarte de una catástrofe.

6) Conocer las nuevas tendencias

En la actualidad, las tendencias son un factor muy importante, sobre todo cuando es momento de planear nuestra propia estrategia de marketing.

Realizar un estudio de mercado es una excelente manera de detectar las nuevas tendencias que están actualmente haciendo eco entre los consumidores.